INSPECCIONES

Contigo de principio a fin

¿Qué es la ITB?

La inspección de embarcaciones de recreo tiene la finalidad de verificar que se cumplen las condiciones de seguridad en el mar exigidas a la embarcación y a su equipamiento.

Las inspecciones de embarcaciones de recreo están reguladas por el Real Decreto 1434/1999, de 10 de septiembre, por el que se establecen los reconocimientos e inspecciones a las embarcaciones de recreo para garantizar la seguridad de la vida humana en la mar y se determinan las condiciones que deben reunir las entidades colaboradoras de inspección, en el que se establecen los requisitos y las periodicidades de la inspección de embarcaciones de recreo, así como en el Real Decreto 339/2021, de 18 de mayo, por el que se regula el equipo de seguridad y de prevención de la contaminación de las embarcaciones de recreo 
Las embarcaciones afectadas por esta reglamentación son todas aquellas consideradas de recreo que, con independencia de su medio de propulsión, tengan una eslora de casco comprendida entre 2,5 y 24 metros, proyectadas y destinadas para fines recreativos y deportivos, y que no transporten más de 12 pasajeros (RD 1434/1999, Art. 2.1).

Tipos de inspecciones

Las inspecciones obligatorias establecidas en la legislación son:

  • Inicial: obligatoria para todas las embarcaciones, salvo que lleven incorporado el marcado CE de conformidad. Salvo indicación expresa de la Administración, no es realizada por las entidades colaboradoras.
     
  • Periódica: (cada 5 años máximo): obligatoria para las embarcaciones a partir de 6 metros de eslora de uso particular y para todas las que se exploten con fines lucrativos. 

  • Intermedia: (Entre el segundo y tercer año desde la fecha del último reconocimiento periódico): obligatoria para todas las embarcaciones a partir de 6 metros que se exploten con fines lucrativos y para las de uso particular a partir de 15 metros (o de 6 metros si son de madera).

  • Adicional: obligatoria cuando en la embarcación se efectúen reparaciones o modificaciones y cuando haya sufrido varada, abordaje o averías que puedan afectar a sus condiciones de seguridad en navegación. Las modificaciones más frecuentes son el cambio de motor y el cambio de zona de navegación, pero debe saber que cualquier modificación o instalación de equipos requiere un reconocimiento adicional, que se efectuará a requerimiento de la Capitanía Marítima.

  • Extraordinaria: se efectuará a requerimiento de órgano judicial o de la Dirección General de la Marina Mercante. En la situación de reconocimientos extraordinarios por carencia de certificado de navegabilidad (casos en los que nunca se ha emitido por diversas razones), se efectuaran a requerimiento de la Capitanía Marítima.

Contacta con nosotros

    Start typing and press Enter to search

    Ir al contenido